Las políticas monetarias de la Reserva Federal norteamericana y sus consecuencias económicas y fisclaes

por Calvo Vérgez, Juan
Las políticas monetarias de la Reserva Federal norteamericana y sus consecuencias económicas y fisclaes
Compartir en:

valoración (0 valoraciones)
Comenta y valora este libro

ISBN: 978-84-13-77531-9
Editorial: Dykinson
Fecha de la edición: 2021
idioma: Español
Encuadernación:
Nº Pág.: 392

Materias:

pvp.28.00 €

[Disponible entre 3 y 7 días]


Resumen del libro

Reseña: Sin lugar a dudas, con motivo de toda crisis económica global que pueda llegar a plantearse las políticas monetarias que adopten el conjunto de los principales Bancos Centrales adquieren una importancia extraordinaria. Esto es lo que ha sucedido con los distintos programas de flexibilización cuantitativa implementados por la Reserva Federal estadounidense a lo largo de estos últimos años y, en particular, a partir de la anterior crisis económica de 2008. Con carácter general las llamadas operaciones de mercado abierto se utilizan para aumentar o disminuir la oferta monetaria mediante la compra o la venta diaria de diversos activos (especialmente bonos), a través de las cuales se logra poner más dinero en circulación en la economía que puede ser utilizado por los bancos, las empresas y los individuos, contribuyendo además a aumentar el precio de aquellos bonos, lo que disminuye los tipos de interés a largo plazo para los prestatarios. Ahora bien como contrapartida, a pesar de que los prestatarios se benefician de menores tipos de interés, los tipos más bajos también alientan a las personas y a las empresas a pedir prestado más dinero, lo que significa que, por lo general, acaban con una deuda superior. La deuda adicional que se desprende de las políticas asociadas con este tipo de programas de flexibilización cuantitativa puede llegar a ser perjudicial para la economía a largo plazo. La presente Monografía analiza, una por una, el alcance de todas estas políticas implementadas por la FED a lo largo de estos últimos años (y su posterior retirada progresiva), así como sus consecuencias en las principales variables macro de la economía estadounidense, en las políticas fiscales llevadas a cabo y, obviamente, en la evolución de los mercados de deuda. Todo ello hasta llegar a la situación actual en la que, tras la aparición de la pandemia de la COVID-19, la FED ha procedido a priorizar su mandato de maximizar el empleo, situando el objetivo de la inflación por encima del límite anterior del 2%. El citado objetivo de inflación del 2% de la entidad ha pasado así a representar una media a largo plazo, lo que posibilitará que las políticas monetarias puedan conducir a una inflación moderadamente superior. El autor es Catedrático de Derecho Financiero y Tributario.
Publicidad:



Publicidad: